3.c.2. La velocidad de la luz

Conseguir delimitar el concepto de velocidad de la luz, si es constante o no, su sistema de referencia privilegiado y sus relaciones con la masa, energía y gravedad es una tarea complicada, aunque algo más simple después del desarrollo de la Mecánica Global.

Me da la impresión de que el modelo físico actual es un puzle resuelto parcial e incorrectamente, en el que se ha forzado la forma y tamaño de todas las piezas. Algo parecido a la cuadratura del círculo. Así que para resolver el puzle, primero hay que recomponer el aspecto real de las piezas y empezar desde el principio.

Veamos algunas consideraciones sobre el concepto de la velocidad de la luz desde las diferentes perspectivas que nos proporcionan las ecuaciones o relaciones básicas en que interviene:

  • Relación entre espacio y tiempo.

    La Física Global considera el espacio y el tiempo como conceptos abstractos y absolutos.

    Dejando a un lado las ironías sobre las mediciones de los valores axiomáticos y olvidándonos del paradigma actual de la Física Moderna, digamos que el concepto de velocidad de la luz para la Dinámica Global es como el de cualquier otra velocidad, el espacio euclidiano recorrido en una unidad de tiempo absoluto, con algunas particularidades.

    Un experimento físico con la velocidad de la luz para demostrar que existe la simultaneidad, en contra de lo propugnado por la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein es:

    • El Tren de la Bruja sobre la existencia de la simultaneidad.

    Asimismo, desde el punto de vista de la sobrevalorada utilidad por la filosofía de la ciencia, no se puede negar las ventajas de un espacio euclidiano y un tiempo absoluto.

  • Velocidad de la luz independiente de la de su fuente.

    De los numerosos experimentos ópticos y observaciones empíricas se desprende que la velocidad de propagación de la luz es independiente de la velocidad de su fuente.

    El experimento que muestra con claridad la independencia de la velocidad de la luz respecto a su fuente es:

    • El Efecto Sagnac, en cuanto rebatió definitivamente en su día la teoría balística de la luz.

    Localmente, la velocidad de la luz es constante e independiente de la de su fuente, entendiendo por velocidad local la que cumple las siguientes características:

    • No alteración cualitativa ni cuantitativa del medio soporte o éter luminífero.

    • Desplazamiento medido desde dentro de su medio soporte, es decir, con origen de referencia solidario al éter luminífero.

    Sobre esta afirmación no hay ningún problema puesto que todos estamos de acuerdo aunque sea por distintos motivos. La razón es que no es necesario aplicar las transformaciones de Lorenz, al encontrarnos en un entorno puramente clásico.

    La velocidad de la luz es constante e independiente de la de su fuente dentro de su sistema de referencia natural. Si medimos la velocidad de la luz en la Tierra nos dará un valor; pero si medimos dicha velocidad desde fuera de la Tierra, por ejemplo desde Sol, el valor nos tiene que cambiar; salvo que hagamos algún truco de magia o cambiemos el concepto de velocidad, claro.

  • Independencia condicionada de la fuente de la velocidad de la luz (éter luminífero)

    Esta característica de independencia condicionada de la fuente se refiere a qué se entiende por fuente de luz; un objeto cotidiano, un planeta y su campo gravitacional o una nave espacial. El error que se comete normalmente es generalizar el caso de un objeto solidario al campo de gravedad de la Tierra.

    Un ejemplo de argumento anterior sería el pensar sobre la fuente de la velocidad de una bala disparada en un tren. Si consideramos las distintas pistolas o el propio tren, y si medimos la velocidad de las balas desde el tren en movimiento o desde fuera del mismo.

    En el libro de Experimentos de Física se proponen experimentos científicos sobre los diferentes tipos de fuente de la luz, dentro y fuera de la Tierra.

    Yo no le vería ningún sentido a que si en el espacio interior de Plutón la luz se mueve a la velocidad *c*, tuviese la misma velocidad respecto al Sol que la que tiene cuando viaja en la Tierra a velocidad *c*.

    Es evidente que la velocidad de la Tierray Plutón es distinta respecto del Sol u origen del sistema de referencia empleado en el ejemplo y que, en ciencia, conviene ser escéptico respecto de la ayuda de hechiceros o brujas en los cálculos porque, aunque puedan dar sus frutos iniciales, a largo plazo son contraproducentes.

    Una cosa es transformar la velocidad cuando se cambia de sistema de referencia y otra transformarla sin cambiar de sistema, pues, en el ejemplo propuesto, el Sol es el sistema de referencia para ambos planetas.

    El modelo de la Mecánica Global afirma que la luz es una onda transversal de carácter mecánico sobre la tensión de la curvatura longitudinal de los filamentos del éter global. Para ser exactos, el sistema de referencia natural o sistema privilegiado de la velocidad de la luz es el campo gravitatorio por ser el medio soporte en que se desplaza, en el sentido de suponer una perturbación del mismo y por tanto, ser arrastrada totalmente.

    Dicho de otra forma, la velocidad de la luz es aditiva respecto a su sistema de referencia natural o sistema de referencia privilegiado. En definitiva, el campo de gravedad es el éter de la luz o éter luminífero, que es distinto del éter global.

    Éter luminíferoAvance de un fotón
    Dibujo éter luminífero y propagación de un fotón

    Entre los experimentos comentados en el libro de Experimentos de Física Global que avalan esta propiedad de las ondas electromagnéticas se encuentran:

    • Experimento de Michelson-Morley.

    • El nuevo experimento físico en el espacio Lejano Michelson-Morley (LMM o LISA)

  • Velocidad de la luz constante o variable.

    Otro elemento a tener en cuenta es la distinta velocidad de propagación de la luz con el medio y sus condiciones; por ejemplo, en el aire depende además de la densidad, la presión y la temperatura, y tampoco es la misma en el agua que en el hielo. Si la gravedad es el medio soporte, estas variaciones de la velocidad podrían deberse a la gravedad interna del medio y, en consecuencia, variaciones de la intensidad del campo de gravedad también deberían afectar a la velocidad de la luz, sería algo así como la tensión y la configuración espacial del éter global.

    Al margen de las condiciones mencionadas, por las observaciones de la velocidad de la luz sabemos que es constante en cada medio o, dicho de otra forma, que cambia con el medio. De ahí que la Dinámica Global afirma que la velocidad de la luz cambia con la densidad reticular y con la tensión longitudinal del éter global.

    La constancia o no de la velocidad de la luz se discute, bajo la perspectiva de las Ecuaciones de Maxwell y de una onda mecánica en un medio no dispersivo, en el apartado Propiedades de las ondas de luz o fotones del libro de la Mecánica Global y en el de las Ecuaciones de Maxwell citadas del libro de la Teoría de la Relatividad, Elementos y Crítica.

    Efectivamente, las mediciones de la velocidad de la luz existen y parece que es constante en el vacío, aunque a veces haya que transformarla adecuadamente; incluso algunas personas dicen que se ha medido y que es exactamente igual a 299.792.458 m/s.

    Después de ver la definición de metro actual, no me queda ninguna duda de la exactitud de dichas mediciones. Nótese que el metro es 1/299.792.458 del espacio recorrido por la luz en un segundo, relativamente hablando, claro.

    Hay que tener en cuenta que, cuando las observaciones no dan el valor mencionado, se realiza una transformación asintótica de las unidades de espacio, tiempo o de ambas para hacer la velocidad de la luz constante, ya que la constancia de la velocidad de la luz en el vacío es un axioma que se impone a priori en el modelo de relativista de Einstein. Supongo que si fuera tan constante no haría falta ajustarla. Esta transformación implica de paso cambiar casi todas las unidades del Sistema Internacional de Unidades (SI)

    Ejemplos muy ilustrativos sobre sistemas de referencia, medidas de la velocidad y transformaciones son las explicaciones clásicas y relativistas sobre el fenómeno de la aberración estelar de la luz.

  • Límite de la velocidad de la luz en el medio y velocidad máxima.

    La velocidad máxima en un medio, por ejemplo el agua, no impide que exista una velocidad mayor en otro medio. De igual modo, la velocidad de la luz o velocidad máxima en el vacío variará con su densidad reticular y tensión longitudinal del éter global, que configuran el éter luminífero.

    Además, el límite de la velocidad de la luz puede variar en caso de su arrastre por el éter luminífero, como en los procesos de expansión y contracción reticular.

  • Velocidad de la luz como punto crítico de cambio de estado de agregación.

    La velocidad de luz es la máxima velocidad de un objeto material moviéndose a través de la estructura reticular de la materia o éter global por el propio concepto del movimiento griego de la masa o desplazamiento normal de las cosas. Es decir, por el mecanismo de la energía cinética y la sincronización entre la resonancia de la masa y la vibración del éter global; como veremos más adelante en el apartado sobre Física del movimiento en gravedad.

    El aspecto más relevante de la velocidad de la luz es que supone un límite físico a diversos estados de agregación de la materia, como la temperatura supone un límite entre los estados físicos de agua y hielo.

    El más conocido es el de la ecuación de Einstein –original de Olinto de Pretto– de la transformación entre energía y masa:

    E = m c²

    Sin embargo, la Mecánica Global muestra cómo debe entenderse esta equivalencia cuantitativa. Por un lado, nos dice qué es la energía electromagnética y cuál es éter luminífero y, por otro, cómo se transforma en energía elástica de deformación reversible y en tensión de la curvatura longitudinal con el cambio de estado de agregación a masa.

    Ley Gravitacional de Equivalencia
    g = [ c² * h * R / G ] * n

    En consecuencia, la Física Global señala que el cambio de estado de agregación se tenga que entender de forma dinámica y dentro de su contexto gravitacional.

    Dicho contexto gravitacional es incluido en su ecuación fundamental, deducida de la Adivinanza de la Gravedad o Experimento Gigachron:

    [ g = E c/ G ] * n