2.c.1.a) Partículas fundamentales y energía elástica

En el apartado anterior hemos visto las características básicas de la interacción de la masa física o fenómeno de creación de las partículas fundamentales con masa. Las características son la contracción espacial de la estructura reticular de la materia o éter global, aumentos de su densidad y la acumulación de energía elástica en los caracolillos debidos a la energía electromagnética.

Un tema para mí es que no me gusta que se llame partículas a las partículas elementales sin masa, porque se confunde al cerebro en temas ya de por sí complejos. El elemento común es tener energía elástica interna pero si hay entes que no tienen masa deberían llamarse ondas. No obstante, en una escala menor, incluso las ondas físicas tienen base material, pero la están cambiando mucho más rápido que la masa física. Por otra parte, cuando no se sabe si algo tiene masa o no, partícula puede ser un nombre aceptable.

El nuevo modelo físico de la teoría de la masa nos aporta o explica características adicionales de la naturaleza de las partículas fundamentales con masa y su energía interna.

  • Naturaleza espacial de las partículas fundamentales con masa.

    Sólo existen dos posibilidades de formar un caracolillo en el éter global en un espacio euclídeo o de tres dimensiones, por la izquierda o por la derecha; en otras palabras, con torsión o energía elástica electromagnética dextrógira o levógira.

    A mí me recuerda mucho a las cargas negativas y positivas de masa. Sin embargo, no es exactamente lo mismo, pues no se debe confundir la diferencia cuantitativa en la torsión transversal entre dos puntos o áreas del espacio y la diferencia cualitativa de ser una energía elástica o torsión transversal dextrógira o levógira.

    Partícula elemental
    dextrógira y levógira
    Partícula fundamental dextrógira Partícula fundamental levógira

    Conviene clarificar este concepto pues tendrá fuertes repercusiones en la teoría del átomo. La diferencia cualitativa de las partículas fundamentales con masa estará asociada a lo que se conoce como materia y antimateria, mientras que la diferencia cuantitativa de carga eléctrica de la masa depende de la compensación interna de la carga y de su entorno. Piénsese en la carga de átomo con más o menos electrones.

    Por otra parte, existe la partícula elemental del neutrón con masa de igual naturaleza que el protón pero sin carga eléctrica. O partículas fundamentales con muy distinta masa pero con igual carga eléctrica pero de signo contrario, como los protones y los electrones.

    Se recuerda que también existen dos tipos de fotones, con energía elástica o torsión transversal a un lado y a otro.

  • Resonancia en las partículas fundamentales con masa física.

    Todos tenemos interiorizado el movimiento de las bolas o de un balón de fútbol, pero la tensión transversal de una cuerda elástica es menos intuitiva. Por lo tanto sería conveniente tener en las manos una barra de torsión o una viga elástica de poliuretano, como la utilizada en el microscopio hojológico, mientras se lee el libro de la Mecánica Global para sentir su comportamiento como muelle de torsión.

    Éter cinéticoResonancia de la masa
    Dibujo de energía elástica del éter cinético y resonancia de la masa

    Para comprender la resonancia de las partículas fundamentales con masa es necesario pensar en la elasticidad como un tipo de energía dinámica interna. Si doblamos una barra elástica, existirá una tendencia a volver a su estado estirado; ahora bien dicha tendencia desaparecería si la barra doblada se comportara como si la hubiésemos sacado una fotografía. Si la estructura reticular de la materia estuviese totalmente parada y no estuviese en constante vibración no podría tener la propiedad de elasticidad o energía elástica interna.

    La discusión de si una estructura con energía elástica necesita tener elementos internos con la propiedad de elasticidad es interesante, porque aplicada la argumentación de forma recursiva nos llevaría a…

    Otra argumentación curiosa sobre la energía interna de la materia sería si con elementos absolutamente rígidos se puede generar una estructura flexible o elástica o viceversa.

    Si nos imaginamos la formación de un bucle, será un proceso dinámico y elástico que incrementa la tensión de la curvatura longitudinal de los filamentos del éter global; es decir se producirá un equilibrio entre dicha tensión y la tendencia de la energía de deformación a revertir a su estado inicial. En definitiva, la energía elástica de las partículas elementales de la masa estará en forma de vibración interior.

    Al estar el éter global comprimido o compactado en las partículas fundamentales de masa, la energía interna de su vibración tendrá la apariencia o denominación de resonancia.

    La frecuencia de resonancia de las partículas fundamentales estará sincronizada con la vibración de la tensión longitudinal del éter global, ya que siguen formando parte del mismo. No obstante, hay que tener en cuenta la velocidad, pues al desplazarse las partículas fundamentales con masa tendrán que aumentar su vibración o resonancia para sincronizarse con el éter global en movimiento relativo clásico, algo parecido al efecto Doppler con ondas mecánicas.

  • Naturaleza discreta de la masa y propiedad dual de la materia que compone la masa.

    Las propiedades de las partículas elementales con masa en la Mecánica Global permiten hablar de naturaleza discreta de la masa, ya que además de ser consecuencia de la cuantificada energía elástica electromagnética se forman por bucles, cuyo tamaño mínimo es el electrón y está formado por medio-bucle o quiebro, y tienen un tamaño máximo si son estables, protones y neutrones –en condiciones normales–; aunque en los agujeros negros seguramente se dan otros procesos de compactación del éter global.

    Por otra parte, la materia es continua como señala el principio de la Mecánica Global que determina la existencia del éter global para soportar la conservación global de la energía con gran simplicidad.

    Desde otro punto de vista, el éter global al estar en constante vibración tiene también naturaleza ondulatoria. La naturaleza dual de la masa –la expresión normal es naturaleza dual de la materiase deriva de la energía elástica por la resonancia de las partículas fundamentales y su relación con la tensión de la curvatura longitudinal producida en el éter global.

    Como veremos en el apartado siguiente sobre las partículas subatómicas inestables, algunos tipos de masa tienen naturaleza mixta con independencia de la citada naturaleza dual de la materia; es decir, cambian secuencialmente entre naturaleza de onda electromagnética y de partícula fundamental con masa.

    En definitiva, lo que quiero señalar es que las expresiones de naturaleza discreta, propiedad dual de la materia, comportamiento ondulatorio, etc., deben ser matizadas para cada caso concreto y tener cuidado con el significado técnico que poseen, pues dicho significado con seguridad estará referido al paradigma de la Física Moderna y no a la teoría de la masa aportada por la Mecánica Global.