3.b.1. Energía cinética

El Principio de Conservación Global abarca el principio de conservación de la masa y la energía, la transformación de la masa-energía relativista –con las adecuadas matizaciones y recordando que esta fórmula es original de Olinto de Pretto–, y su relación cuantitativa, que como sabemos se produce en la bomba atómica.

E = m c²

Como siempre, si lo que se busca es un enfoque más convencional de la física del movimiento, se recomienda visitar las páginas de Wikipedia.

Otro ejemplo en física de la transformación masa-energía es precisamente la energía cinética y se produce constantemente por todas partes.

En el nuevo modelo de la Física Global, la energía cinética existe en forma de masa; es más, representa un mecanismo físico de la equivalencia entre la energía electromagnética y la masa.

Se trata de una masa especial que aumenta la masa en reposo y que cambia la configuración espacial de toda la masa, de forma que provoca el movimiento por la interacción entre la masa global y la estructura reticular de la materia –éter cinético o global.

En el apartado sobre Física del movimiento del libro Física y Dinámica Global se estudia el mecanismo reticular de la energía cinética que provoca el movimiento de los cuerpos con masa, tanto con simetría total como con la simetría radial típica de la gravedad.

Por supuesto la cuantificación de la energía cinética se realiza en función de la velocidad de la masa medida en el sistema de referencia natural –éter cinético.

No sé si el siguiente ejemplo será muy ajustado a la realidad física pero, por lo menos, creo que ayuda al cerebro a entender intuitivamente el modelo propuesto. Se trata del ya citado ejemplo del algodón, hilo y ovillo en el apartado del Principio de Conservación Global. En el libro de la Mecánica Global se intenta aportar una perspectiva más realista y más abstracta al mismo tiempo.

Choque de planetas - Nasa (Imagen de dominio público)
Choque de planetas - Nasa
  • Ejemplo del hilo y la energía cinética.

    Imaginemos un gran volumen lleno de algodón que nos representa el éter cinético.

    Si el algodón fuera irrompible y se estirará desde fuera, los filamentos del algodón estarían tensados y en constante vibración debida a la elasticidad interna; entonces si se giran algunos filamentos y se transmite dicho giro tendríamos la energía electromagnética.

    Cuando se encuentran giros opuestos, los hilos formarían pequeños ovillos que en nuestro ejemplo serían la masa. Los ovillos tienen la particularidad de actuar como nudos corredizos, con fricción casi nula.

    Tomemos la masa en reposo inicial, la resultante del juego de fuerzas de la vibración de los filamentos del algodón con el ovillo es nula.

    Si en dicha situación, un ovillo absorbe una pequeña porción de hilo debido a un giro del hilo que se desplazaba hacia él, dicho ovillo aumentará su masa, pero además todo el ovillo se deformará por el giro absorbido. Este incremento de masa sería la energía cinética y afectaría al conjunto de la masa del ovillo y a la configuración espacial del mismo.

    Ahora, por la nueva forma del ovillo, la resultante del juego de fuerzas entre el ovillo y los filamentos del algodón no será nula y provocará el desplazamiento del ovillo como nudo corredizo. La velocidad física será el elemento que equilibra las diferentes fuerzas que recibe el ovillo en todas las direcciones del espacio euclidiano y hará posible la sincronización de la vibración del ovillo con la de los filamentos del algodón.

Otra posibilidad es que la energía cinética fuese un concepto divino sin presencia en nuestro mundo, en nuestras dimensiones. La existencia cierta de este tipo de fuerzas chocaría con la esencia misma del concepto de espacio absoluto y con los principios epistemológicos de la lógica.

En la página Masa y energía del libro Teoría de la Relatividad, Elementos y Crítica he obtenido teóricamente, sin ninguna hipótesis relativista, los conceptos de masa que considero relevantes para la Física Global.

Estando reflejados en las siguientes igualdades:

Ecuación de la masa global respecto a propia y cinética

masa global = masa en reposo + masa cinética

[2.a]   m = m0 /(1 - v²/c²)½


Y para velocidades pequeñas, es válida la siguiente aproximación:

[2.b]   masa cinética   ≈  m0 ½ v²/c²

El concepto de masa global no plantea ningún problema, puesto que es la masa total o suma de la masa en reposo y de la masa cinética –masa que provoca la velocidad o el mecanismo del movimiento en el éter cinético, y equivalente a la energía cinética.

[2.b.1] Ec = ½ m0

Ahora bien, hay que distinguir entre valores totales de una igualdad y realidades físicas dentro de ellas pues no siempre se corresponden debido a limitaciones e imprecisiones del modelo físico generalmente manejado. Todas las igualdades o equivalencias son ciertas, pero suponen una forma, punto de vista o perspectiva de ver la realidad y todos sabemos que hay perspectivas que pueden ser un poco engañosas.

La masa que aparece en la ecuación es la del objeto en reposo, no la equivalente a la energía cinética.

Aunque la masa cinética física equivalente a la energía cinética esté integrada en el conjunto de la masa global, su cuantificación es muy útil a efectos de la Ley de la Gravedad Global, como hemos visto en su apartado correspondiente al hablar del efecto Merlín.

La Física Global explica de forma diferente las famosas predicciones de la Relatividad General de Einstein –la de la órbita de Mercurio ya estaba explicada por Paul Gerber en 1898–, mediante una modificación de la Ley de Gravitación Universal de Newton que da lugar a la Ley de la Gravedad Global para explicar el efecto de lentes gravitacionales en la doble curvatura de la luz al pasar cerca de estrellas, la precesión anómala de la órbita del planeta Mercurio y demás planetas, y el corrimiento gravitacional hacia el rojo de la luz.