2.b.2.b) Propiedades de las ondas de luz o fotones

En la descripción de las etapas de las ondas electromagnéticas hemos señalado de forma indirecta algunas de las propiedades de las ondas de luz o fotones. Asimismo, se ha comentado la naturaleza dual de la luz o la dualidad onda-partícula de las ondas electromagnéticas en el sentido de ser ondas mecánicas transversales sobre la tensión de la estructura reticular de la materia o éter global.

Una propiedad o característica importante del comportamiento ondulatorio de la luz, que se estudia en el libro de la Ley de la Gravedad Global, es el movimiento de la luz en cuanto a la curvatura de la luz o fenómeno natural de lentes gravitacionales, explicado por el efecto Merlín.

Ahora veremos otras propiedades de las ondas de luz o fotones muy interesantes, pues son aspectos claves de las teorías actuales de la Física Moderna que se ven afectados por el nuevo paradigma de la Mecánica Global. En concreto, los temas relativos a la postulada constancia de la velocidad de la luz, la masa de los fotones y al citado comportamiento dual de la luz o dualidad onda-partícula de la misma.

La nueva definición de fotón implica las siguientes propiedades de las ondas electromagnéticas:

  • Propagación de las ondas magnéticas y velocidad de la luz constante.

    Una consecuencia de la definición de gravedad y del comportamiento ondulatorio del fotón como onda transversal sobre tensión de la curvatura longitudinal del éter global es que el campo de gravedad se configura como medio soporte de la propagación de las ondas de luz o éter luminífero, de acuerdo con lo avanzado por la Física Global en su interpretación del experimento de Michelson-Morley.

    Si la propagación de las ondas transversales tiene una velocidad de propagación variable en función de su intensidad o frecuencia en un medio mecánico se dice que dicho medio es dispersivo y, en caso contrario, será un medio no dispersivo. Con esta definición, el éter global sería un medio no dispersivo.

    Otra propiedad de las ondas de luz o fotones no menos importante es que su velocidad de propagación en un medio no dispersivo, como el campo de gravedad, no depende de la energía electromagnética o frecuencia sino de los parámetros de la elasticidad longitudinal o rigidez de los filamentos del éter global.

    Intuitivamente se puede asimilar mejor la característica de velocidad de la luz constante pensando que si golpeamos dos veces los raíles de las vías del tren, el sonido no irá más rápido que si los golpeamos sólo una vez; es decir, la velocidad de la luz no dependerá de la energía o frecuencia de las ondas. (Sirva el ejemplo suponiendo que dichos raíles configuren un medio no dispersivo…)

    Por otra parte, la famosa fórmula postulada por Maxwell sobre la velocidad de la propagación de las ondas de luz en función de la permeabilidad magnética del vacío µ0 y de la permitividad del vacío (constante dieléctrica) ε0 recuerda mucho a la velocidad de propagación de las ondas transversales en cuerdas, que depende de la raíz cuadrada de la tensión de la cuerda dividida por la densidad lineal de la cuerda.

    c² = 1/ µ0 ε0
    c = ( µ0 ε0)-1/2

    Parece que Maxwell estaba pensando en el éter como medio mecánico de las ondas de luz o fotones; otra ironía de la historia de la ciencia, pues ahora se utiliza con asiduidad esta predicción de Maxwell como argumentación indiscutible a favor de la Teoría de la Relatividad, es como si la historia del conocimiento también la escribieran los vencedores de batallas científicas.

  • Propagación de las ondas magnéticas y velocidad de la luz variable.

    Siguiendo la fórmula postulada por Maxwell sobre la velocidad de propagación de las ondas de luz o fotones, desde un punto de vista doctrinal, el hecho que la velocidad de propagación de una onda mecánica en un medio no dispersivo sea una propiedad de las ondas de luz y que dependa de la raíz cuadrada de la tensión y la densidad es de suma relevancia. Por sí solo implica la incorrección de gran parte de la Teoría de la Relatividad, al implicar una velocidad de la luz variable, por variar la tensión longitudinal con la intensidad del campo gravitacional.

    Asimismo, si el campo de gravedad es medio soporte de la luz, la velocidad de propagación de los fotones será mayor cuando dicho campo se desplace en su misma dirección y menor en caso contrario, medida en un sistema de referencia exterior al citado campo gravitacional.

  • La masa y no masa de los fotones.

    La propiedad de los fotones de ser ondas mecánicas sobre la tensión del éter global nos indica directamente que la luz y los fotones no tienen masa.

    Sin embargo, por el propio mecanismo de inicio, transmisión y colapso de las ondas magnéticas transversales que hemos descrito se podría decir que, desde un punto de vista estricto, existe variación espacial de la realidad material o física debida a la propiedad de elasticidad del éter global.

    El fotón no tiene masa y no es una partícula (en el sentido normal de la palabra partícula) pero, como propiedad dinámica del éter global, la energía del fotón supone una sucesión de pequeños movimientos de diferentes elastocitos a lo largo de la propagación de la onda de luz.

    En otras palabras, los fotones alteran la densidad del éter global y, cuando un fotón es absorbido por una partícula con masa, también la masa aumenta su densidad.

    La imagen obtenida con el microscopio hojológico de ondas transversales mecánicas muestra cómo pueden ser los fotones de alta energía, aunque cualquier parecido con la realidad será pura casualidad.

    La idea a transmitir es que la elasticidad del éter global podría admitir dobles, triples o más capas de torsión. La imagen muestra una torsión de segundo orden en una viga o barra de poliuretano.

    Quizás era una paradoja el concepto de fotón como partícula sin masa y ser capaz de transmitir momento cinético, pero una vez explicada deja de serlo. Ni es paradoja ni es partícula, en su significado no técnico. A mi juicio la ciencia consiste en explicar las paradojas, no en basarse en ellas y mucho menos en regodearse en ellas. En consecuencia, mucho mejor hablar de los fotones como propiedad dinámica de la elasticidad del éter global por ser una onda mecánica transversal que de una partícula sin masa.

    Propiedad de las ondas
    de doble torsión
    Doble torsión de las ondas

    Por otra parte, como se explica en el libro de la Dinámica Global al hablar de la atractis causa de la fuerza de la gravedad, la energía electromagnética se ve afectada por la gravedad por el mismo mecanismo que la masa y además se ve afectada doblemente debido a su velocidad. En otras palabras, la energía electromagnética es una propiedad elástica del éter global al igual que la masa, pero ello no significa que los fotones y la masa constituyan una identidad desde todas las perspectivas.

  • La dualidad onda-partícula de la luz.

    En el apartado anterior se explicó cómo entiende la Mecánica Global la dualidad onda-corpúsculo de la luz y se aclara el tema de los experimentos de la doble rendija y del efecto fotoeléctrico sobre la energía del fotón. Conviene repetir que una onda por torsión avanzando por un solo filamento no debería producir difracción ni pasar por dos rendijas. Sin embargo, los filamentos forman parte del éter global y un fotón en realidad está formado por un conjunto de filamentos afectados que se puede denominar tren de onda.

    El electrón, cuando desaparece por cambiar de nivel orbital, afectará a muchos filamentos del éter global hasta que vuelve a aparecer en otro nivel.

    Asimismo, el juego de fuerzas hará que se transmita el impulso a través de los elastocitos en forma de abanico hasta una cierta amplitud en la dirección de avance para cada una de las retículas del éter global. Esta característica o propiedad de las ondas de luz y los fotones explicaría el comportamiento ondulatorio de la luz en el experimento de Young o de doble ranura.

    Éter luminíferoAvance de un fotón
    Dibujo éter luminífero y propagación de un fotón

    Un problema diferente al de la dualidad onda partícula de los fotones es el experimento de la doble ranura con electrones, pero ese tema lo trataremos al explicar qué son los electrones y cómo se mueven.

    Un ejemplo alentador es ver en Wikipedia cómo la Teoría Cuántica resuelve la paradoja del experimento de Young o de doble ranura cuando se emiten los fotones de uno en uno. Proponen que las funciones de probabilidad de encontrar una partícula en un punto determinado interfieren entre ellas. Bien que las funciones representen ondas de las que no son conscientes, pero que una función matemática tenga efectos reales sólo es posible en el mundo de la Teoría Cuántica. Perdón, en el mundo de la Teoría de la Relatividad también ocurre con el concepto de la gravedad como efecto geométrico del espacio-tiempo.

Decimos que es alentador por un doble motivo, porque se nota que la Mecánica Cuántica dispone de un aparato matemático impresionantemente adaptado a las propiedades de los fotones de la realidad física; en consecuencia, seguramente podrá calcular con gran exactitud el tamaño de la retícula, los elastocitos y otras ideas derivadas.

El segundo motivo es que la justificación lógica brilla por su ausencia en numerosas ocasiones, dejando un claro hueco a teorías físicas como la Mecánica Global.