• Propagación de las ondas electromagnéticas como ondas mecánicas y ondas transversales.

    Una vez que se ha realizado una torsión en uno de los extremos, se producirá la onda mecánica transversal como un avance de la curvatura en espiral hacia el otro extremo como muestra la figura. (Bueno, sería necesario un GIF animado)

    Por lo tanto, se producirá una transmisión de la energía del fotón o energía de torsión mecánica desde el punto origen hacia el otro extremo de la viga o tren de onda de acuerdo con los parámetros de la elasticidad transversal.

    Estructura
    de la gravedad afectada Viga o tren de la onda electromagnética
    Estructura de la gravedad afectada por el tren de onda

    Esta presentación de los fotones como ondas mecánicas transversales no deja de ser una clara simplificación de la realidad, pues parece que en la propagación de las ondas electromagnéticas, la torsión de un filamento del éter global necesariamente afectará a los filamentos colindantes. De ahí que se hable de tren de onda tridimensional y de frente de onda y no se acabe de saber muy bien qué es un fotón.

    En consecuencia, la viga o barra representará en lo sucesivo el tren de onda o conjunto de filamentos afectados de la estructura reticular de la materia o éter global por el avance del frente de onda electromagnética.

    Desde la perspectiva del eje central del frente de onda transversal mecánica, la amplitud de la onda electromagnética dependerá del número de elastocitos necesario para ir reflejando la energía total de la onda teniendo en cuenta que cada elastocito refleja una unidad mínima de energía o cuanto.

    De acuerdo con Wikipedia, por ser ondas transversales, el tren de ondas electromagnéticas y la luz se pueden polarizar, mientras que las ondas longitudinales, como las ondas mecánicas de sonido, no se pueden polarizar porque la oscilación se produce en la misma dirección que su propagación.

    Asimismo, en Wikipedia se dice que para el estudio de la polarización electromagnética se atiende sólo al campo eléctrico de dichas ondas transversales por convención, pues el magnético es perpendicular y proporcional al mismo. Yo todavía no consigo distinguir el campo eléctrico del magnético en un fotón, supongo que la diferencia será convencional por motivos históricos y porque es útil para separar las dos componentes espaciales; quizás tenga algo que ver con las diferencias debidas a la dirección de propagación de las ondas electromagnéticas respecto a la tensión de la curvatura longitudinal de los filamentos del éter global y a la consecuente diferencia de potencial de torsión.

    Otra forma de ver lo mismo sería preguntarse si el tren de ondas magnéticas tiene componente eléctrico en su propagación de ondas transversales.

    La figura de la propagación del campo magnético y eléctrico muestra la clásica división virtual de la propagación de las ondas electromagnéticas. Esta representación en dos planos del frente de una onda tridimensional, transversal y mecánica responde a las líneas que definen el área de la estructura reticular afectada en cada instante.

    Si tenemos en cuenta el avance del frente de onda con el tiempo, las áreas representadas en cada plano perpendicular a la dirección de avance nos definirán el tren de onda en el éter global como volumen de la onda electromagnética tridimensional.

    Concepto de fotón Campo magnético y eléctrico
    Concepto de fotón con campo magnético y eléctrico

    La figura no es exacta porque las líneas vertical y horizontal de la propagación del frente de onda transversal mecánica no pueden ser así de rectas, pero se consigue el efecto pretendido.

    El mantenimiento de la energía de la onda mecánica del fotón nos indica que el éter global es un medio no dispersivo.

    Otra propiedad de las ondas electromagnéticas es que rompen la simetría de la estructura radial pura de la gravedad.

 
 
  • Colapso físico de las ondas electromagnéticas.

    ¡Atención! no confundir con el colapso matemático de la función de onda de la Mecánica Cuántica.

    La onda electromagnética de luz o fotón no parará mientras no haya una causa; por ejemplo llegar a un punto fijo que no admita su paso o propagación. En ese momento, los principales efectos que se podrían producir en dicha onda transversal mecánica son:

    • Absorción de la onda electromagnética por una partícula con masa.

      Consecuentemente, tendremos que el fotón ha transmitido su energía a la partícula receptora. La energía recibida puede provocar mayor movimiento de vibración de la masa y el éter global circundante o calor, o bien energía cinética del movimiento lineal de la masa.

      Al mismo tiempo, la distorsión espacial que provocaba el fotón desaparece y parte del éter global es absorbida por la partícula con masa.

      Salvando las distancias entre una partícula con masa y un impulso mecánico, es como si un coche hubiese entrado en una autopista por ir a una velocidad compatible con los coches de la autopista. A continuación, el resto de coches tendrán que reajustar sus distancias de seguridad (calor) o ir más rápido para aumentar el espacio disponible (energía cinética)

    • Onda electromagnética rebotada.

      Otra posibilidad es que, por las razones que sean, el frente de onda mecánica transversal sea rebotado en la misma o en otra dirección.

      Podría ser que la frecuencia de la onda y la partícula con masa es incompatible, algo así como un coche entrando demasiado despacio en una autopista.

    • Recepción y reemisión del fotón.

      También se podría dar que el fotón o cuanto sea recibido, pero inmediatamente emitido por haber provocado un estado inestable en su receptor con masa.

      En este caso, el coche consigue entrar en la autopista por ir a mayor velocidad, pero empuja a otro coche que se ve obligado a abandonar la autopista.

Una posibilidad más es que la torsión de la onda mecánica transversal acabe provocando un medio-bucle o un bucle completo…

Otra característica importante de la propagación de las ondas electromagnéticas o fotones se refiere al concepto de movimiento y se estudia con detenimiento en el libro Física y Dinámica Global, en especial, en los apartados sobre la Dinámica del movimiento de la luz.

Finalmente, señalar que el comportamiento ondulatorio descrito de los fotones, como ondas transversales de carácter mecánico que se propagan sobre el éter luminífero –campo de gravedad o tensión de la curvatura longitudinal del éter global o estructura reticular de la materia–, implica el inicio de la unificación de la interacción gravitatoria con la interacción electromagnética. En el apartado de este libro de Fuerza y campo electromagnético se desarrolla la afirmación anterior. La unificación completa vendrá con el mecanismo de creación de la masa.