M O L W I C K
   
 
Niña en un sofá con dos muñecas
NOCTURNIDADES INFANTILES

CUENTOS INFANTILES INVENTADOS

María José T. Molina
 
 
Einsotro con globus en el estanque
  
   

ELEMENTOS Y CARACTERISTICAS

Esta pequeña colección recoge un conjunto de cuentos inventados y personalizados para una adecuada preparación de niños a la hora de dormir, en su mayoría basados en historias verdaderas.

Una primera observación del análisis es que se han incluido algunos artículos que estaban dispersos por los libros de ciencia y que son para no niños. En concreto hay un cuento de terror, otro de miedo y misterio, los cuentos chinos muy cortos y una historia verdadera sobre el concepto de infierno; si bien, no suponen ninguna amenaza emocional para los niños y niñas.

Niña en un sofá con dos muñecas

La exposición en línea permite dedicarle a cada cuento una página Web con un pequeño comentario o análisis de las características, elementos y personajes.

Veamos a continuación un resumen de las características principales y estructuras más comunes:

  1. Cuentos de amor.

  2. Una característica común es el contener relatos de amor, aunque no siempre lo parezca a primera vista. El amor es el contexto o fondo que da cohesión a todas las historias, su interpretación y su asimilación, incluso es una herramienta necesaria para comprender a los malos.

    Los niños detectan si los relatos y leyendas se los leen las personas o están reproducidos con otros medios. Aprecian el esfuerzo y llegan a entender que no siempre es posible dedicarles todo el tiempo que sería deseable.

    El aprendizaje, las experiencias y los sentimientos de los niños y niñas cuando escuchan un relato estarán más arropados de ese elemento fundamental que es el amor si están en compañía de seres queridos y se encuentran a salvo física y emocionalmente.

  3. Cuentos para dormir.

  4. Los cuentos con final feliz para niños pequeños son ideales para dormir en la forma de relatos hablados, puesto que los ponen en un estado de relajación ideal para un reposo agradable y un adecuado funcionamiento del cerebro infantil en este estado.

    Conviene señalar en los cuentos para ir a dormir, incluso en los muy cortos, a menudo el niño o la niña se duermen antes de acabar el cuento. Se han dormido en un mundo de fantasía en el que probablemente ellos han incorporado nuevos elementos al guion.

    Otra característica típica es la participación activa de los niños y niñas en el relato de la historia. Las palabras no terminadas invitan a los niños y niñas a terminarlas. Por supuesto, la participación en el cuento ha de ajustarse a las posibilidades y deseos de los destinatarios y es uno de los elementos de los cuentos personalizados.

    El análisis del efecto que tienen los cuentos en los niños justo antes de dormir es interesante, pues puede llegar a ser totalmente impresionante. Por ejemplo normas que se intentan explicar durante meses y que no se consiguen imponer, pueden ser aceptadas por un relato para ir a dormir en una sola noche, si se despersonaliza el mensaje debidamente o si se invierte la situación activa-pasiva de los personajes respecto de la norma expuesta y sus implicaciones.

    Un elemento importante es que los niños y niñas tengan la oportunidad de elegir el cuento para dormir o que su opinión sea tomada en cuenta a menudo.

  5. Cuentos infantiles cortos.

  6. Aunque todos los cuentos son muy breves, la extensión permite fijar algunos objetivos concretos. Normalmente serán objetivos muy elementales pero suficientes para los niños y niñas a los que van destinados.

    Son cuentos para niños y niñas pequeños, de 2 a 7 años aproximadamente, por eso el estilo es muy simple y en ocasiones, con frases muy cortas e ideas bastante elementales.

    En algunos casos se concentran en determinados conceptos o palabras en español e incluso en otros idiomas como el inglés; en otros, están más dirigidos a establecer pautas de comportamiento o moraleja mediante la representación de situaciones ficticias con el parecido suficiente a situaciones reales.

    En otros casos, simplemente son cuentos de aventuras que llevan al niño a un mundo de fantasía del que no despertarán en un tiempo.

  7. Cuentos inventados.

  8. Los cuentos clásicos suelen tener una calidad extraordinaria, tanto literaria como de contenido. ¡Por algo son clásicos o tradicionales!

    Desde luego, cada niño es un mundo, pero mi experiencia me dice que el elemento más importante no es la calidad técnica, sino el amor que consigue transmitir.

    No quiero decir que no haya que contar cuentos tradicionales, ya que muchos son realmente geniales, sino que se pueden complementar con cuentos inventados más próximos a los niños o niñas, haciendo que éstos valoren y puedan solicitar uno u otro tipo a la hora de irse a dormir.

  9. Cuentos personalizados.

  10. Otra característica relevante es la presentación de ideas cercanas a la vida real de los niños y su mundo, ayudándoles en el desarrollo de su estado evolutivo, tanto emocional como cognitivo.

    Los pequeños agradecen la atención y cuidado que se les presta y perciben la distinción entre los cuentos tradicionales y los cuentos inventados personalizados, aunque sea vagamente y de forma progresiva.

    Para configurar un cuento personalizado uno ha de analizar el problema o situación planteada en la vida del niño, haber reflexionado e ideado una trama para el nuevo cuento; es decir, una dedicación de tiempo y esfuerzo de la que los niños o niñas no eran conscientes.

    Por eso una recomendación saludable es adaptar algo tanto en los cuentos clásicos como en los cuentos inventados aquí presentados a la situación real como edad, sexo, número de hermanos y otros elementos relevantes en el mundo infantil que pueden ser fácilmente personalizados.

    Una de las ventajas de los cuentos personalizados es que, al facilitar la auto identificación, los mensajes o moralejas llegan con mucha mayor intensidad.

    El hecho de ser un cuento personalizado no significa que el protagonista tenga que tener el mismo nombre que el niño o la niña, ni siquiera tienen que ser niños o niñas los protagonistas.

    Otro elemento importante es no hacer una personalización explícita contraria a la natural, es decir, hay que facilitar que la fantasía de los niños y niñas complete la identificación con plena libertad.

  11. Historias verdaderas.

  12. Normalmente, las imágenes de los cuentos en línea corresponden a los personajes o elementos de las historias verdaderas. Las imágenes  son fotos aunque en ocasiones están tratadas para que parezcan dibujos.

    En los relatos basados en historias verdaderas es bueno realizar el proceso contrario al de los cuentos personalizados.

    Los niños y niñas pequeños se sienten potentes e inteligentes por entender los mensajes y las relaciones del cuento con el mundo real. Por esa oportunidad que les brindan estos cuentos sobre la vida se sienten agradecidos y tienen una tendencia natural a devolver el favor siguiendo la moraleja, siempre que sea razonable, claro.

    Hay un tipo de relatos que me resulta especialmente emotivo, los que tratan de la propia infancia del que relata el cuento.

    No solamente son recuerdos de amor y situaciones especiales propias sino que, por los mecanismos de la memoria, son episodios que por una causa u otra representan elementos importantes en la vida de un niño. Por esta característica es muy posible que las  historias impacten en la mente de los niños.

    Otro beneficio añadido es que el pequeño conoce más a la persona sin la referencia personal; pues no hay por qué decirle el origen del cuento de forma que se obtiene una opinión del mismo más objetiva. Aún más, es bonito dejar que lo descubra en su momento.

  13. Fábula o cuentos con moraleja.

  14. Para estimular la fantasía de los niños y niñas, educar sobre la naturaleza y evitar un mensaje o moraleja demasiado directa en los cuentos infantiles, se les puede dar el formato de fábula o relato con animales hablando.

 

 
 » 
 
© 2007 Todos los derechos reservados