M O L W I C K
 

María José T. Molina

NOCTURNIDADES INFANTILES

LIBRO DE CUENTOS INFANTILES

Cuentos de misterio. Relatos de misterio

Adivinanza online del cuento de miedo y misterio de la abuela de la experiencia. Si la experiencia es la madre de la ciencia, la inexperiencia es la hija de... un verdadero relato de misterio gratis.

CUENTOS DE MIEDO

Al igual que otros cuentos para niños, no niños, el Cuento de la Abuela Ino estaba integrado en un libro de ciencia y ahora se ha encuadrado en este cuento muy corto.

La relevancia radica en el juego de palabras y conceptos en forma de adivinanza y cuento de misterio sobre la experiencia como antecedente especial de la Teoría de la Relatividad. La idea del resaltar la falta de experiencia de la Física de principios del siglo XX respecto a la teoría de la gravitación y el miedo gratis que provoca que ciertos errores iniciales se mantengan en la actualidad.

Al mismo tiempo, el citado desarrollo de la Física se utiliza como contexto para recrear un cuento de misterio o adivinanza de los diversos grados de parentesco entre experiencia y ciencia.

El Cuento de la Abuela Ino es una conjunción de historias verdaderas. Una historia, de madres e hijas, se cita con permiso de la maravillosa Cristina, otra historia se refiere al dicho popular de la experiencia es la madre de la ciencia, y la última historia verdadera, a las características del nacimiento o parto de la Física Moderna.

Otra característica del Cuento es el pertenecer a la categoría de relatos de miedo, pues hace referencia a las graves deficiencias de la Física Moderna.

 

EL CUENTO DE LA ABUELA INO

Comentando la potencia de la frase "la experiencia es la madre de la ciencia" en el tema concreto de la relatividad con la espeluznante Alicia, ésta dijo: "la inexperiencia es la hija de..."

Adivinanza de la abuela Ino

Por consiguiente, no solo se nos planteaba el misterio o adivinanza de cuál era la madre de la inexperiencia sino también quedaba en el aire si habría alguna relación entre dicha madre y la ciencia o la propia experiencia.

Al cabo de un rato de búsqueda difusa y conjunta sobre tanto misterio se me ocurrió que debía de ser...

La abuela de la experiencia

La Teoría de la Relatividad Especial es una teoría muy osada, surgió en un momento en que una rama de la ciencia no encontraba la forma de seguir avanzando; es más, estaba retrocediendo, pues leyes que parecían inalterables se dejaban de cumplir cuando se trataba el electromagnetismo, los fenómenos relacionados con la luz o la estructura fundamental de la materia.

El despiste total lo aportó el experimento de Michelson-Morley en 1887. Empezaba a ser urgente el encontrar una salida a la embarazosa situación. La paciencia, que nunca ha ocultado su relación con la inexperiencia, empezaba a ser un bien escaso.

Para situarnos mejor en esta historia o relato de miedo, recordemos que el elemento radiactivo Radio se descubrió por los esposos Curie en 1898 y el neutrón en 1932

Se daban las condiciones óptimas para que el parto no tardara mucho en llegar. Las contracciones del espacio y la dilatación del tiempo eran cada vez más notorias. Era una gran experiencia, consecuencia directa del amor y la evolución de la inteligencia.

Además, la historia de los humanos nos muestra que siempre han tenido una leve obsesión con cualquier experiencia relacionada con el amor, el miedo a la muerte y cualquier forma de cargarse el inexorable destino que impone el humilde tiempo.

Así, platicando de misterios y adivinanzas, mientras andábamos rebuscando la madre de la inexperiencia, de camino, nos dimos cuenta que debía de ser la abuela de la experiencia y la bisabuela de la ciencia. ¡Aunque pueda parecer lo contrario, no se trata de un cuento feminista o hembrista, ni tampoco un relato masculinista!

La inexperiencia es la abuela de la ciencia

De repente apareció una teoría que parecía una locura científico-filosófica, la supuesta experiencia del tiempo no era lo que había sido hasta entonces, el espacio tampoco, ni siquiera se salvaba la masa; todo era relativo al observador y las gafas que llevase bien puestas.

Desde luego, filosóficamente hablando era una teoría muy moderna y matemáticamente muy complicada, pero lo mejor de todo es que ofrecía una salida a la evolución de la ciencia física básica.

Dentro de su gratuita locura, la nueva teoría ataba un montón de cabos sueltos y no se le veía ningún punto oscuro, todo era luz y la mar de sargentos estaban tranquilos. Muy al contrario, el ser tan complicada era positivo para los capitanes y generales de la profesión y el tiempo corría claramente en su favor.

En poco tiempo empezaron a aparecer experimentos físicos y mentales que corroboraban las predicciones de la misma. Algunos de dichos experimentos mentales dan bastante miedo, por el atrevimiento que suponen desde el punto de vista del método científico y porque parece que no tienen experimentos mejores. ¡Es que no los tienen!

La ciencia empezó una nueva era de alumbramientos y avances en el conocimiento. No importaba pagar el precio de renunciar a la lógica y perder la noción intuitiva de la realidad física; al revés, se pusieron de moda todo tipo de misterios, incertidumbres, extravagancias y paradojas gatunas.

Quién nos iba a decir que el número de vidas de los gatos es relativo al idioma utilizado, en castellano tienen siete vidas y en inglés nueve. ¿Tendrán ocho en francés? ¿Y en árabe?

Otra curiosidad matemática es que en estos temas tan específicos, en ocasiones, las personas más avezadas y conocedoras de los pormenores de la teoría y que tienen mayor experiencia son las de clara tendencia al estudio de las letras. Supongo que será por los cuentos y novelas de divulgación científica de ciencia-ficción. ¡Qué conste que soy un trekie súper fan de Star Trek!

No hay que olvidar que los físicos escasean o se esconden para que no se les pregunte por... "Jean-Luc o Nambagua"; o para no iniciar conversaciones con los expertos emocionales del párrafo anterior.

Un último factor que da miedo de esta incauta teoría es que una vez aceptada y demostrada, el sistema educativo y la sociedad en su conjunto tenderán a arrastrar los errores por los siglos de los siglos ¡nunca mejor dicho! Los más, no entienden nada y los pocos han pasado por duros y relativos exámenes sobre la realidad y su percepción por todo tipo de observadores, eso sí, con telescopios y microscopios matemáticos mirando a través de la neblina de la filosofía.

La inocencia es la abuela de la experiencia

La solución al misterio del Cuento de la AbuelaIno o adivinanza materno-filial es la inocencia. Si nos fijamos en el desarrollo científico de principios del siglo pasado comparado con el actual, nos daremos cuenta que en temas de partículas elementales, de la luz y de la energía era bastante primario e inexperto.

La solución a los relatos y cuentos de misterio de la Física gatuna, ¡Valor y Paciencia!

 

 
© 2007 Todos los derechos reservados