M O L W I C K
 

María José T. Molina

TGECV

TEORÍA GENERAL DE LA EVOLUCIÓN CONDICIONADA DE LA VIDA

Teor�as del origen del hombre: Creacionismo, lamarckismo y darwinismo

Breve referencia a la educaci�n general de la evoluci�n. Creacionismo, teor�a de Lamarck y teor�a de la selecci�n natural

IX. TEOR�AS DEL ORIGEN DEL HOMBRE

A continuaci�n se exponen brevemente las ideas generales de la evoluci�n y las teor�as del origen del hombre como son:

  • Creacionismo.
  • Dise�o Inteligente.
  • Teor�a de Lamarck.
  • Teor�a de Darwin.
  • Las leyes de Mendel.
  • Neodarwinismo de la Teor�a Sint�tica y del Equilibrio Puntuado.
  • Teor�a General de la Evoluci�n Condicionada de la Vida.

Un an�lisis cr�tico de las teor�as del origen del hombre se encuentra en el titulo III.

IX.a) Creacionismo y otros conceptos teol�gicos de la evoluci�n

El Creacionismo o Teor�a Creacionista junto a las dem�s teor�as con conceptos teol�gicos de la evoluci�n, por su propia naturaleza, a trav�s de la teolog�a estudian y definen de una u otra forma la vida, el origen del hombre, su destino y, en definitiva, su evoluci�n.

La intenci�n no es la explicaci�n de otras corrientes filos�ficas o religiosas con conceptos teol�gicos de la evoluci�n, con mayor o menor grado de influencia del esencialismo o del evolucionismo, sino la de exponer estrictamente otras teor�as de la evoluci�n y origen del hombre de car�cter cient�fico.

Aunque tampoco se ha probado cient�ficamente la no-existencia de un ser Divino; a mi juicio, el Creacionismo y otras teor�as del origen del hombre basadas en conceptos teol�gicos no tienen car�cter cient�fico por la propia esencia de la ciencia; lo cual no quiere decir que una persona no pueda estar convencida de dicha existencia y no solo por un acto de fe.

IX.b) Dise�o Inteligente 

Recientemente ha aparecido el movimiento o teor�a del Dise�o Inteligente como una actualizaci�n o modernizaci�n del Creacionismo; los inicios de dicho movimiento son de 1991, teniendo profundas ra�ces creacionistas y de la teor�a de Lamarck.

Aunque no est� estructurado como una teor�a formal, dicho movimiento se distancia del Creacionismo o Teor�a Creacionista en cuanto pretende explicar la evoluci�n dentro del �mbito de la investigaci�n cient�fica, por eso lo separo de las teor�as propiamente religiosas.

Debo admitir que, en ocasiones, los defensores a ultranza de la teor�a de Darwin y de la ciencia ortodoxa me recuerdan a la cl�sica instituci�n de la Santa Inquisici�n y, por lo tanto, tienen tantas conexiones religioso-filos�ficas como la propia corriente o teor�a del Dise�o Inteligente o incluso del Creacionismo m�s ortodoxo.

IX.c) Teor�a de Lamarck 

Doctrina evolucionista expuesta por el franc�s Lamarck, en 1809, en su Obra Filosof�a Zool�gica.

De acuerdo con teor�a de Lamarck, la evoluci�n de las especies vendr�a dada por la siguiente secuencia de hechos.

  • Los cambios ambientales originan nuevas necesidades.
  • �stas determinan el uso o desuso de unos u otros �rganos.
  • Tales �rganos se desarrollan o se atrofian, respectivamente.
  • Los caracteres as� adquiridos son hereditarios.

Esta teor�a era por lo tanto tambi�n una teor�a sobre el origen del hombre.

Jean-Baptiste de Monet
Lamarck (1744-1829)
(Imagen de dominio p�blico)  Lamarck

La teor�a de Lamarck se suele condensar en la frase: la funci�n crea el �rgano y la herencia fija el cambio en los descendientes. En consecuencia el origen del hombre ser�a el pensamiento de los monos.

El ejemplo t�pico que se pone para explicar la teor�a de Lamarck es la evoluci�n del cuello de la jirafa debido al esfuerzo de comer hojas de los �rboles.

IX.d) Teor�a de Darwin de la selecci�n natural 

Teor�a biol�gica de la selecci�n natural expuesta por el naturalista ingl�s Charles Robert Darwin en su obra fundamental El Origen de las Especies, en 1859.

Frente a la doctrina evolucionista de Lamarck, Darwin propuso como motor b�sico de la evoluci�n la selecci�n natural que se podr�a resumir en los siguientes puntos:

  • Los individuos presentan variaciones.
  • La escasez del alimento les obliga a luchar por la existencia.
  • Aquellos individuos dotados de variaciones ventajosas tienen m�s probabilidades de alcanzar el estado adulto, reproducirse y legar dichas variaciones a su descendencia.

Desde el punto de vista la filosof�a, la teor�a de la selecci�n natural de Darwin se basa en la corriente denominada emergentismo.

Posteriormente Darwin a�adi� en su obra El Origen del Hombre y la Selecci�n Sexual (1871) un nuevo factor, la selecci�n sexual, mediante la cual las hembras o los machos eligen como pareja a los que presentan cualidades m�s atractivas.

 

© 2000 Todos los derechos reservados