María José T. Molina

Teoría Cognitiva Global

EL ESTUDIO EDI

Paradigma cognitivo en la educación

El estudio estadístico EDI apunta a un nuevo paradigma cognitivo que afectará al paradigma educativo por mostrar los procesos cognitivos del cerebro

9. Paradigma cognitivo y educativo

Las conclusiones del estudio EDI confirman las previsiones de la Teoría de la Evolución Condicionada de la Vida y del desarrollo de la Teoría Cognitiva Global, lo que apunta a un nuevo paradigma cognitivo tanto por el carácter hereditario de la inteligencia como por los aspectos funcionales su base biológica.

De igual forma, de confirmarse estas características de los procesos cognitivos, el paradigma educativo también se verá afectado.

Antes de enumerar las principales conclusiones del Estudio EDI de la inteligencia conviene remarcar que se ha comprobado en todos los casos que la relación estimada entre las variables dependientes e independientes de los modelos analizados no se haya producido al azar mediante el valor observado de la función estadística F de Fisher.

Salvo error u omisión, los resultados principales de este estudio estadístico sobre el paradigma cognitivo y la inteligencia se exponen en las siguientes conclusiones:

  • Queda demostrado el carácter fundamentalmente hereditario de la inteligencia relacional.

  • La dificultad histórica de la percepción de esta característica de las funciones cerebrales y procesos cognitivos se debe principalmente a los siguientes factores:

    • La multifuncionalidad del intelecto humano.

    • La falta de una base teórico-filosófica que aportase las leyes del paradigma cognitivo que parece que rigen la formación del potencial intelectual resultante de una mezcla genética particular. En otras palabras, la identificación teórica del gen o cromosoma significativo para casos concretos de la inteligencia condicional.

    • La no-expresión de parte de la carga genética de la inteligencia.

    • Falta de estabilidad en la expresión de su potencial intelectual; lo que complica, junto al punto anterior, la delimitación del paradigma educativo.

    • Los problemas de la medición de la inteligencia.

      En ciertos casos, las diferentes medidas de los cocientes de inteligencia de una misma persona podrían tener las mismas desviaciones que las de los gemelos idénticos (monocigóticos) o que las de los gemelos dicigóticos, que a su vez serían similares conceptualmente a hermanos normales semi-mono-medio-ambientales.

    • Escasez de datos realmente disponibles para el estudio de la inteligencia genética, por la naturaleza muy personal de su contenido, el coste económico y la sensibilidad social de los paradigmas cognitivo y educativo.

    • Aleatoriedad de la combinación genética mendeliana. Excepto ésta, que es de naturaleza discreta, las demás aleatoriedades implicadas son variables continuas.

    • La existencia de limitaciones funcionales o problemas genéticos en la expresión del potencial intelectual, con un carácter todavía desconocido y tratadas por ello como si fuesen aleatorias. No obstante, se han apuntado algunas de sus posibles causas.

    • La necesidad de una gran capacidad de cálculo estadístico y de la comprensión intuitiva de sus resultados.

     

  • Parece que el método de verificación de la información genética se encuentra operativo en la expresión del potencial intelectual de acuerdo con lo previsto, y propuesto, por la TGECV -Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida- para su validación empírica siguiendo el método científico de contrastación de hipótesis.

    Para el caso que nos ocupa, este método señala que la información genética significativa con relación a la inteligencia será aquélla que es común a ambos progenitores; lo que apunta a un nuevo paradigma cognitivo ya que casi todos los procesos cognitivos están relacionados con estas características.

    Cambio de paradigma cognitivo
    (Imagen de dominio público)  Fuegos artificiales

    Una consecuencia directa de este hecho sobre el paradigma educativo es la configuración del propio concepto de inteligencia como conjunto básico de capacidades relacionales abstractas con un alto grado de fiabilidad de su eficacia.

    Los conceptos de gen dominante y gen recesivo de las leyes de Mendel se verán afectados por las implicaciones de la existencia del método VIG, de acuerdo con las precisiones efectuadas por la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida.

  • Aproximadamente se habrán calculado unos 500 millones de coeficientes de correlación. Del estudio de unos cuantos, mediante el análisis de sensibilidad de los parámetros implicados en la evolución de la inteligencia, parece desprenderse que son los genes masculinos los que proporcionan la evolución interna tanto directa como indirecta; aspecto, por otra parte, también había sido indicado por la citada Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida, y que, también podría tener su influencia sobre los paradigmas cognitivo y educativo.

    El porcentaje de evolución interna de la inteligencia obtenido en la optimización estadística del modelo es el 5% para la directa y de otro 5% para la indirecta. Esta cantidad es congruente con los estudios sobre datos generacionales y que provocan, entre otras cosas, que los test de inteligencia se deban normalizar cada 15 o 20 años, en particular el denominado efecto Flynn.

  • Los puntos anteriores apoyan rigurosamente la lógica de la existencia de la diferenciación sexual y de sus grandes ventajas; no obstante, no debemos olvidar que sobre todo implican diferencias de naturaleza biológica.

    En este punto conviene señalar el posible elemento de evolución externa aportado por el género femenino y, en cualquier caso, su especialización en la tecnología de materiales para poder llevar a cabo la compleja misión del desarrollo inicial del ser, lo que, sin duda, requiere especiales habilidades.

  • Si las conclusiones anteriores son correctas, de paso se estaría demostrando la existencia de una evolución finalista y no aleatoria, con lo que la teoría de la selección natural pasaría a un segundo plano temporal como soporte de la evolución, lo cual implicaría otro cambio de paradigma científico; si bien, seguiría siendo un paradigma evolucionista pero no Darwinista.

  • Convendría realizar estudios de la inteligencia más extensos a la luz de los extraordinarios resultados obtenidos (r² superiores a 0,9) para poder ser más precisos en las conclusiones y en las especificaciones tanto cualitativas como cuantitativas del modelo; así como ampliar el estudio a tipos de inteligencia relacional diferentes de la inteligencia en sentido estricto y que están inmersos en el mismo paradigma cognitivo.

    Un ejemplo de profundización de este estudio se encuentra en el apartado sobre el Modelo Global Globus con selección sexual o de pareja, que fue añadido en septiembre de 2002, unos meses después de terminado el Estudio EDI.

    Otro ejemplo se encuentra en la página sobre Evolución de la inteligencia del libro de la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida, donde se explica el nuevo experimento de Darwinotro, todavía sin realizar, para confirmar los resultados del Estudio EDI con una metodología distinta y, en caso de no ser los cromosomas sexuales X e Y los responsables de la evolución de la inteligencia, determinar el verdadero cromosoma.

  • Se ha conseguido crear vectores de cocientes artificiales de inteligencia, que pueden permitir un estudio de las características involucradas y su variabilidad por etapas; por ejemplo, fijando la combinación genética mendeliana y posteriormente las limitaciones funcionales, etc.

    Es importante remarcar la citada escasez de datos fuentes y lo caro que puede resultar la obtención de grandes cantidades de los mismos.

Hasta ahora, espero haber respetado escrupulosamente las reglas del método científico.

El modelo completo o Modelo Global contiene exactamente los mismos parámetros que maneja el juego gratis de billar Esnuka (1991). Es decir, los algoritmos genéticos objeto de simulación por ordenador son los mismos.

Por las conclusiones obtenidas y sus implicaciones filosóficas, parece que los dioses de la ciencia actual Ra n Dona, reminiscencias directas del dios mesopotámico Ale y de la antigua diosa egipcia Hator, no han podido seguir ocultando la lógica o inteligencia de la evolución de la vida ni que ésta se nos haya presentado formalmente, aunque todavía de una forma un tanto tímida.

 

 
 
© 2002 Todos los derechos reservados