M O L W I C K
 

María José T. Molina

Teoría Cognitiva Global

EL ESTUDIO EDI

Cromosoma y genes ligados al sexo

Los genes de la inteligencia parecen concentrarse en un único cromosoma de cada sexo. Un enfoque a la familia de la herencia de la inteligencia y el cromosoma distinto del sexo.

8. Cromosomas y genes de la inteligencia ligados al sexo

El Modelo Global ha consolidado y mejorado los buenos resultados del Modelo Social tanto en cuanto a la transmisión de la inteligencia de una generación a otra como en relación a la existencia del método VIG en dicha transmisión y la consiguiente concentración de los genes de la inteligencia en un cromosoma.

 ENFOQUE A LA FAMILIA
Coeficiente de inteligencia

Gráficas Relación de familia Observaciones
q171°
q172°
Evolución de CI de Madres Ajuste para Modelo Globus
q181 Relación entre los hijos H Gemelos idénticos
q182° Hermanos o
gemelos dicigóticos
q183°
q184°
Clones Réplica q153 °
Clones Réplica q156 °
(1 M - q185)  
(2 M - q186°)
Progenitores Criterio de ordenación M y evolución
(3 P - q187) 
(4 P - q188° )
Criterio de ordenación P y evolución
q189° Selección sexual - Parejas Sin selección (q163°)
Preparación Súper Modelo Globus

También ha tenido éxito en la confirmación de la capacidad de la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida - TGECV para generar o crear conjuntos de coeficientes de inteligencia W ° que se comporten como los naturales, lo que además indica que los genes están en un cromosoma ligado al sexo.

En este apartado se incluyen, por un lado, las gráficas de correlación y regresión múltiple del Modelo Global sobre el ajuste de la evolución con incrementos de los coeficientes de inteligencia de las madres y sobre el ajuste con la hipótesis de selección sexual; ambas ya explicadas y utilizadas anteriormente para la representación del Modelo Globus o Súper Modelo Globus respectivamente.

Por otro lado se señalan algunas curiosidades importantes para un mejor entendimiento del modelo real biológico y de este tipo de gráficas de correlación y regresión múltiple con más análisis de casos particulares que permitan hacer una idea de la importancia de los genes y cromosomas ligados al sexo con un enfoque a la familia respecto al coeficiente intelectual.

En concreto las gráficas de correlación y regresión múltiple de este apartado sobre los genes y cromosomas ligados al sexo con un de enfoque a la familia se refieren a los siguientes aparatados.

8.a) Análisis de sensibilidad del modelo estadístico a la variación de los parámetros de evolución interna

El modelo teórico del nuevo paradigma de la TGECV nos señala que existe evolución, que efectivamente el medio ambiente influye, pero de una forma más general, es decir, la capacidad se incrementa a lo largo de la vida y se transmite a la descendencia  a través de genes y cromosomas ligados al sexo.

También indica que la evolución interna solo se producirá en los genes masculinos que son los que se renuevan constantemente en la naturaleza. Lo siento, pero la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida, en consonancia con lo que me enseñaron en mi adolescencia, recuerda que los óvulos están fijos desde edades muy tempranas de las niñas.

El método utilizado ha sido incluir en el modelo primero únicamente la evolución de los cromosomas y genes femeninos y compararlos con los resultados obtenidos sin evolución y con evolución exclusiva de los cromosomas y genes masculinos. La gráfica de correlación y regresión múltiple del Modelo Globus que recoge visualmente estos valores habla por sí misma y se puede ver en las gráficas q173° y q176°

La TGECV, teoría subyacente a este análisis, explica en detalle la argumentación básica que, a mi juicio, anula cualquier interpretación sexista de los resultados, dada la diferente función biológica del hombre y la mujer.

8.b) La inteligencia en gemelos, hermanos y clones  

La simulación del comportamiento de las variables de CI generadas por ordenador permite el diseño de variaciones del modelo sin necesidad de disponer de una muestra adicional. Este aspecto es importante puesto que los datos fuente de este modelo son muy caros de obtener con la debida garantía.

Un ejemplo de aplicación puede ser analizar cómo puede variar la inteligencia relacional en los hermanos, puesto que podemos obtener muchos vectores W ° para cada familia (de los mismos padres y madres). Esta variabilidad genética de la inteligencia se podría contrastar entonces con la observada entre los hermanos en la realidad y confirmar las hipótesis sobre el comportamiento de los genes y cromosomas de la inteligencia y si están ligados al sexo o no.

Por ejemplo, se puede fijar una combinación genética mendeliana de forma que los vectores de coeficientes de inteligencia obtenidos se puedan considerar como de gemelos. Es decir, las posibilidades de simulación son bastante amplias.

  • Gemelos idénticos.

    El parecido de las variables H en la gráfica q181 se puede interpretar en el sentido de que los coeficientes intelectuales podrían corresponder a gemelos idénticos de una familia mientras que la W sería solo un hermano normal ya que se ha generado con los datos de los mismos padres y madres.

    Este comportamiento se repite en numerosas ocasiones cuando el criterio de ordenación es una de las variables H o de los hijos de las familias.

  • Hermanos o gemelos dicigóticos.

    En el caso mostrado en la gráfica q182° el criterio estadístico de ordenación es W y el comportamiento es algo diferente, parece que las cuatro variables de coeficiente intelectual corresponden a gemelos idénticos de una misma familia. No obstante conviene señalar que se trata de un caso particular.

  • Clones.

    Un ejemplo de aplicación puede ser el de que los distintos test de inteligencia recogen diferentes tipos de las funciones del cerebro humano que componen la inteligencia relacional.

    Las gráficas de correlación y regresión múltiple q183° y q184° muestran con claridad como W puede asemejarse a una u otra variable H en función de las aleatoriedades implicadas de la combinación genética mendeliana de cromosomas de ambos sexos. El comentario se entenderá perfectamente si se comparan con las imágenes q153 ° y q156 ° respectivamente.

    En realidad, sabemos que todas las variables H corresponden a un gemelo monocigótico monomedioambiental, ¡parece que H es muy mono! Mientras que W será solo un hermano y por eso, a veces se parecerá y otras no tanto.

No resulta complicado imaginar algunos estudios interesantes sobre estas características tan peculiares de los genes y cromosomas de la inteligencia ligados al sexo con un enfoque a la familia del coeficiente de inteligencia.

8.c) Comportamiento asimétrico de los vectores M de las madres y P de los padres

Ahora vamos a observar el comportamiento respecto de R de las mismas variables centradas, por considerarse más precisas, al ordenar el modelo de otras dos formas especiales, es decir, M y P; tanto sin evolución como con evolución.

Las correlaciones obtenidas son bastante bajas porque M y P no son muy buenos como criterios de ordenación y bajan aun más al introducir la evolución.

Lo interesante es observar las diferencias entre las dos variables de los progenitores. P es mejor criterio de ordenación que M y su correlación con R también es mayor. Sin embargo, con evolución la correlación de P con R ° baja y la de M sube.

Con independencia de la cantidad, en lo que se diferencian y a la vez son similares, es que parece como si las curvas dibujadas en unas y otras imágenes se estuviesen mirando en el espejo.

Otra curiosidad es la diferencia de comportamiento de W y la variación del mismo que muestran las imágenes relativas a los progenitores M y P como criterios estadísticos de ordenación.

8.d) La inteligencia en la selección sexual o de pareja

Por la relevancia del tema, se resume aquí la hipótesis confirmada sobre la selección sexual y la inteligencia. También añadir que si no fuera por el comportamiento de concentración de los genes y cromosomas ligados al sexo y la inteligencia la hipótesis de selección sexual no se hubiera validado experimentalmente.

Polen en flor
(Imagen de dominio público)

Reflexionando sobre la posibilidad de establecer alguna hipótesis adicional a nuestro modelo que mejore su ajuste y, al mismo tiempo, se vea confirmada, se me ha ocurrido probar la idea de la relevancia de la diferencia de inteligencia entre el padre y la madre como condicionamiento para la efectiva aceptación inicial de la configuración de la pareja.

Para ser breves, la hipótesis adicional introducida en el modelo será la de establecer como límite de la diferencia en inteligencia la de que el cromosoma más potente de un miembro de la pareja ha de ser como mínimo tan potente como el menos potente del otro miembro y viceversa.

Conviene tener en cuenta que en la generación de los nuevos valores únicamente diez de los setenta CI de la función R ° ° han resultado afectados en más de un dos por ciento de su valor. El vector W ° ° también se ve afectado por la nueva condición impuesta sobre la selección de pareja.

El modelo mejora algo con las variables individuales, pero el efecto se nota mucho más con las variables centradas. El ICMG, con el criterio de ordenación * M1P1 °, pasa de 15,61 a 17 y el máximo de 0,89 a 0,97 para la función objetivo R ° ° (ver gráfica q163)

Para la función objetivo M & P el ICMG se sitúa en 17,62 cuando antes estaba en 17,77 y el máximo sube también de 0,89 a 0,97. Como casi siempre, los valores máximos de corresponden a la variable X6 o media de 6 variables de los hijos.

La gráfica de correlación y regresión múltiple del Súper Modelo Globus que recoge visualmente estos valores es ciertamente impresionante y se puede ver en gráfica q177°

 

© 2002 Todos los derechos reservados