IV.2.c) Coherencia o compatibilidad interna: evolución de las especies

  • Isomorfismo en la evolución de las especies.

    El primer índice de compatibilidad del sistema genético en la evolución y origen de las especies nos lo da el hecho de la uniformidad en su lenguaje: el ADN. Un caso típico y más conocido por todos nosotros es el del genoma humano, por eso, es interesante pensar que todos los comentarios realizados se pueden aplicar casi sin excepción al genoma humano y esto nos ayudará a entender las ideas expuestas.

    NOTICIAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

     "Un año después de la presentación oficial del borrador del genoma humano...
    ...También hay en el genoma humano muchas proteínas relacionadas con el sistema de defensas del organismo y, sobre todo, un gran número de secuencias repetidas y sin función conocida, que forman el 50% del total (los genes solo representarían el 1,5%)..."

    El País 20-02-2002

    Cualquier modificación viable o mejora en la evolución de las especies ha de ser compatible con el resto del genoma transmitido. Debe existir un conjunto de genes o de trozos de código genético del genotipo muy fijos por ser comunes a gran cantidad de procesos vitales, y cuya modificación afectaría a todos ellos, a este conjunto le podemos denominar código estructural.

    La existencia de variabilidad genética aleatoria o mutaciones aleatorias en todo el genoma supondría que este código estructural se vería afectado por las mismas y los efectos serían desastrosos para el desarrollo del nuevo ser, por lo que, en buena lógica, las modificaciones genéticas no pueden ser aleatorias con generalidad, especialmente en casos extremadamente complejos de la evolución de las especies como el del genoma humano.

    El método aleatorio en la evolución de las especies es admisible siempre y cuando las mutaciones aleatorias se den o se consientan o se generen dentro de procesos y mecanismos concretos pero de forma controlada, es decir, la naturaleza está ampliando la esfera de posibilidades pero sin afectar a aquellas funciones que requieren cierta uniformidad y coherencia.

    La existencia en la evolución de las especies de mutaciones aleatorias no controladas mínimamente en el genoma por la propia naturaleza nos debería llevar a la existencia en la naturaleza de arañas con 4, 6 o más de 8 patas pero con todas las demás características de las arañas; además, deberían de nacer de forma más o menos continua en el tiempo; debería ser normal encontrar animales de la misma especie con diferente número de patas y humanos con 3 brazos, etc. La genética moderna sí está consiguiendo este tipo de mutaciones en animales inferiores.

    La coherencia de las modificaciones ha de cumplirse también respecto a la información genética que pueda transmitir el otro progenitor. La diferenciación sexual supone (aparte de otras múltiples consideraciones) y particularmente el método VIG, por su propia definición, un instrumento para conseguir la uniformidad y coherencia necesarias entre las dos fuentes de información genética y el observable isomorfismo en la evolución de las especies, especialmente de las más complejas como sería el caso ya citado del genoma humano.

  • El salto evolutivo como origen de las especies.

    Un aspecto relacionado con la coherencia es la necesidad de saltos evolutivos, en definitiva, el nacimiento u origen de las especies. Lo que necesariamente implicará un cambio de lo que hemos denominado código estructural del genotipo. Dicho de otra forma, de alguna forma hemos de justificar la existencia del genoma humano.

    Cuando un sistema biológico o no biológico evoluciona, se complica y, al mismo tiempo, ciertos caracteres conforman su estructura, dependiendo de ella el funcionamiento de otros muchos; con el tiempo esta estructura del genotipo se va quedando antigua y llega un momento que es necesario cambiar algunos elementos de la estructura para permitir la simplificación de procesos complicados y aumentar el potencial evolutivo.

    Por tratarse de una función nueva, no se podrá asociar la condición de verificación en la evolución de las especies; o bien se habrá comprobado por simulación o se asociarán otras condiciones de control para el caso de error, como incorporar esta modificación a una proporción determinada de la descendencia.

    NOTICIAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

     Lo que tenemos de neandertal.
    Los científicos desvelan que europeos y asiáticos tienen un 1,3% de genes de aquella población en pelo y piel.
    Así que las dos especies se cruzaron y produjeron algunas crías fértiles, de manera que porciones del ADN neandertal pasaron a la siguiente generación, pero con un coste, señala Akey en Science, porque la mezcla de ambas especies "estaba en el límite de compatibilidad biológica", apunta el genetista David Reich.

    El País 30-01-2014.

    La rápida evolución de las especies que seguirá a un cambio estructural producirá caracteres relacionados y dependientes de las nuevas funciones; por ejemplo, la necesidad de una determinada proteína. Si por efecto de la combinación de genes, un nuevo ser no adquiere esta nueva función, no sobrevivirá, ya que los caracteres dependientes quedarán bloqueados en el fenotipo.

    De esta forma comenzará el distanciamiento de la nueva especie, ésta será compatible con la inicial durante un determinado período de tiempo pero la evolución acabará por hacerlas incompatibles a efectos reproductivos y provocará su separación total, en otras palabras, ésta será la forma del origen de las especies en la mayoría de los casos.

    Las enfermedades muy raras, por presentarse en un caso de cada 10.000 o de cada 100.000, podrían responder perfectamente a esta argumentación, pues normalmente se deben a la falta de una proteína en el fenotipo u organismo por haberse juntado dos genes muy arcaicos; estos genes son reminiscencias del pasado porque todos los individuos que tengan la nueva estructura y en los que se han juntado estos genes de los dos progenitores no han sido viables.

    NOTICIAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

     " El gen responsable de una proteína denominada factor de crecimiento 2, similar a la insulina (IGF2), normalmente está marcado en las personas...
    El IGF2 marcado procedente de la madre normalmente no está activado en el niño, pero cuando pierde ese marcaje y se activa produce una forma de cáncer infantil denominada tumor de Wilm...
    Esto es un concepto radical en genética,... porque hasta ahora no se habían observado cánceres provocados por genes sanos"

    El País 26-04-1993. Nature.

    Por supuesto, como siempre, puede sonar a selección natural porque cualquier mecanismo que impida la viabilidad de un ser se podría considerar que forma parte de la selección natural; pero no sería más que una extralimitación del concepto en su más pura expresión tautológica.

  • Caracteres complementarios y el origen de las especies.

    Para ampliar el campo de posibles mejoras en la evolución de las especies se podrían asociar condiciones de desarrollo efectivo del carácter modificado en función de la existencia o no de otros caracteres relacionados.

    El equilibrio de los caracteres complementarios también está relacionado con la coherencia y podría provocar, en determinados supuestos, un salto evolutivo al actuar como causa u origen de las especies.

    Cuando dos caracteres son perfectamente complementarios es aconsejable su equilibrio dado que el potencial resultante será mayor. La figura anterior muestra el efecto del factor de complementariedad sobre el potencial de una característica particular en la evolución de las especies. En principio, el potencial resultante debe ser mayor que la simple adición de los potenciales de los caracteres considerados aisladamente. En la gráfica se muestra un ejemplo donde se supone que el potencial resultante es el producto de los potenciales individuales.

    Si pensamos en la complementariedad de inteligencia y memoria en la evolución de las especies se podría suponer que cada unidad adicional -típico ejemplo puede ser genoma humano-, de inteligencia aumentará el potencial total no en una unidad, sino en la cuantía de la memoria total.

    Una analogía familiar a casi todos nosotros es el maletero de un coche; cuando se hace un viaje largo y con muchos trastos se debe extremar la atención en cómo se colocan para que quepan todos. Evidentemente, cuanta mayor habilidad tengamos y cuanto mayor sea el maletero, más cosas se podrán meter dentro.

    Cuantificando el efecto, para mayor claridad, si la habilidad pasa de 3 a 4 objetos por unidad de volumen, y el volumen de 4 a 6 unidades, tendríamos que la habilidad ha aumentado en una unidad, el volumen en 2 unidades y el número de objetos en 12 por el efecto de complementariedad.

    Este efecto es de suma importancia en la evolución y origen de las especies, pues en la figura se muestra claramente como la diferencia máxima de potencial de cada carácter aislado se encuentra en la relación 9 / 3 = 3 y, cuando nos fijamos en el potencial global, la relación se transforma a 81 /9 = 9, se ha triplicado.

     
    Complementariedad de capacidades en el fenotipo  Caracteres complementarios.

    Nos podemos imaginar las enormes diferencias que se pueden producir en los potenciales asociados a conceptos multifuncionales como son precisamente la inteligencia y la memoria, solamente con la introducción de otro carácter o función se podría pasar de la relación individual de 3 a la relación para el potencial global de 729 / 27 = 27.

    Ahora, podemos imaginar que en un hábitat relativamente próximo viven tres especies distintas de simios, una de éstas vive principalmente en los árboles, otra en tierra y otra en una zona con gran abundancia de comida durante un período largo lo cual hace que dediquen más tiempo del normal a la vida contemplativa, si en un determinado momento se mezclan genéticamente las tres especies y la mezcla se produce a través de sus individuos más superdotados, es fácil imaginar que la descendencia podría adquirir caracteres muy superiores a sus antepasados, y los mecanismos posteriores que se desencadenarán terminarán por provocar el origen de una nueva especie.

    El único problema para el nuevo bebé será encontrar su eslabón perdido, porque con estas formas del origen de las especies no habrá existido nunca.

 

 
© 2000 Todos los derechos reservados

María José T. Molina

TGECV

TEORÍA GENERAL DE LA EVOLUCIÓN CONDICIONADA DE LA VIDA