III.6. Crítica del Neodarwinismo o Teoría Neodarwinista

El Neodarwinismo es la teoría o corriente científica que engloba a las teorías de la evolución que de alguna manera mantienen la esencia de la Teoría Darwinista, es decir, variaciones aleatorias de los individuos y la selección natural.

El Neodarwinismo se basa en el desarrollo de la ciencia, como las leyes de Mendel y la genética, y se limita a constatar que las variaciones de los seres vivos se producen en su estado germinal cuando el verdadero problema es cuándo y por qué se producen las variaciones en la información genética y sus condiciones asociadas para conseguir su desarrollo efectivo, incluso después de varias generaciones.

Charles Darwin (1809-1882)
(Imagen de dominio público)  Charles Darwin (Dominio público)

La actual biología molecular está descubriendo la forma en que la naturaleza lleva a cabo la verificación genética y otros controles (sin conocer a priori las razones que los justifican) mediante el estudio del ADN, en particular, un artículo científico se refería a los trozos de ADN denominados Histones. De todas formas, no es necesario recurrir a conocimientos tan profundos de biología molecular sobre el ADN puesto que es conocido que algunas proteínas, llamadas factores de trascripción, activan o inhiben la expresión de determinados genes.

A finales del siglo XIX la Teoría Neodarwinista era una cosa, a mediados del siglo pasado otra, debido a la consolidación de la Síntesis Evolutiva Moderna y, a finales del mismo, había vuelto a cambiar por la aparición de la Teoría del Equilibrio Puntuado o Puntualismo.

Como se puede observar, el Neodarwinismo se mantiene gracias a que se adapta a casi todo, siguiendo su propio principio de adaptación tautológica. Cuando no puede adaptarse se recurre a las paradojas biológicas, aunque se las llame casos aislados para evitar parecerse a ciertas teorías físicas modernas.

El Neodarwinismo o Teoría Neodarwinista sigue siendo la doctrina imperante a pesar de que se considere algo pasado de moda, ahora se acepta directamente que Darwin tenía razón aunque el razonamiento sea el de la última actualización del Neodarwinismo, sea la de la Síntesis Evolutiva Moderna (Teoría Sintética de la Evolución) o la que se esté discutiendo en cada momento histórico.

III.7. Crítica de la Síntesis Evolutiva  

Es ciertamente difícil para un no-biólogo distinguir entre la corriente del Neodarwinismo inicial y la Teoría Sintética de la evolución, ésta es una continuación de la anterior, al igual que Neodarwinismo o Teoría Neodarwinista era una continuación de la Teoría de Darwin como su propio nombre indica. Con el avance de la ciencia no se pueden ignorar ciertos conocimientos, es necesario cambiar para mantenerse.

A estos efectos, considero tanto a la Teoría Neodarwinista como a la moderna Teoría Sintética de la evolución (Theodosius Dobzhansky, Ernst Mayr y George G. Simpson), como actualizaciones naturales o evoluciones condicionadas de la Teoría de Darwin por los avances científicos posteriores a la misma.

De hecho, el propio nombre de Síntesis Evolutiva Moderna nos indica que es un aglomerado de ideas según se han ido desarrollando por el avance de la ciencia. No obstante, al mismo tiempo nos indica que no se tiene un conjunto compacto de conocimientos científicos sobre la evolución que permita asegurar sus características básicas. En contra de lo que se dice, la Síntesis Evolutiva o la original Teoría de la evolución de Darwin son todo menos teorías científicamente probadas.

Ambas asumen la aleatoriedad de las modificaciones en los individuos o en la información genética; el mecanismo sigue siendo, pues, la selección natural; si bien, se ha ampliado su esfera de aplicación a la micro-evolución.

Citemos dos ejemplos de los muchos que podríamos encontrar:

  • El esperma que consigue llegar al óvulo, llega porque está mejor adaptado por tener mejor sistema de direccionamiento, más fuerza, más suerte, etc., y no porque la Naturaleza se sirva del mecanismo de selección natural para, cuando detecta algún problema en la fabricación de los espermatozoides, como un pequeño golpe o un cambio en la temperatura, provoque de forma intencionada alguna pequeña deficiencia en los espermatozoides porque no le interesa parar el sistema de producción por razones ajenas a esta discusión.

  • Cuando un individuo es estéril, lo es por accidente y no porque la naturaleza haya detectado algún problema en el código genético y considerado que no quiere seguir esa línea evolutiva particular por los motivos... aunque, por supuesto, el individuo en cuestión sea normal en la escala macro.

NOTICIAS SOBRE LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

 "Apetito y reproducción.

Unos científicos de EEUU han identificado en el cerebro un interruptor bioquímico que regula el apetito y la reproducción. Se sabía ya que el peso corporal y la fertilidad están íntimamente relacionados, y que las mujeres demasiado delgadas, por ejemplo, pueden tener problemas para quedarse embarazadas."

El País 3-09-2008 (Nature)

De hecho, todas las críticas realizadas a la Teoría de Darwin son igualmente aplicables tanto al Neodarwinismo como a la Síntesis Evolutiva Moderna o Teoría Sintética de la evolución; es más, algunas de ellas se han realizado teniendo en cuenta los nuevos conocimientos científicos.

Lo curioso del tema es que hoy en día es de sobra conocido que las modificaciones se producen con mucha mayor frecuencia en unas partes que en otras, y no por razones de índole químico sino lógico o de estructura funcional del genoma. A pesar de ello, la doctrina científica ortodoxa ni siquiera acepta la posibilidad de que las mutaciones no sean mutaciones aleatorias. ¡Adiós axioma!

A riesgo de repetirme, me gustaría saber qué distribución estadística siguen las famosas mutaciones aleatorias; si tan probado está, se debería saber. Quizás cuando se dice mutaciones aleatorias se quiere decir que se desconoce su origen o razón en la mayoría de los casos.

En último lugar, señalar que una teoría tautológica no tiene el carácter de teoría científica y que no vale estar cambiando constantemente las cosas ya probadas, porque parece que se juega con el método científico y el sentido común.

La ciencia moderna debería ser algo más humilde y reconocer que la Síntesis Evolutiva ni el carácter aleatorio de las modificaciones genéticas y otros elementos de dicha teoría evolucionista no están demostrados científicamente, lo cual no impide que siga siendo la teoría generalmente aceptada en el presente. 

 

 
 
 
© 2000 Todos los derechos reservados

María José T. Molina

TGECV

TEORÍA GENERAL DE LA EVOLUCIÓN CONDICIONADA DE LA VIDA