4.c) Ciencia cognitiva y pruebas de inteligencia

4.c.1. Herencia biológica y carácter predeterminado

Es importante remarcar que tener carácter hereditario no significa que éste siga una relación lineal ni que se encuentre predeterminado. La combinación de genes ofrece un gran abanico de posibilidades.

A estos efectos, basta acordarse de que las flores de color rosa pueden tener descendientes rojos, rosas y blancos en los típicos ejemplos de las leyes de Mendel.

El cuadro relativo a la concordancia en gemelos idénticos y hermanos gemelos no idénticos nos pueden ayudar a ver la diferencia con mayor nitidez.

Herencia biológica
Carácter predeterminado  Herencia biológica y carácter predeterminado

La comparación entre estos porcentajes de concordancia no solo nos permite diferenciar perfectamente entre genético y predeterminado sino también deducir información sobre el número de cromosomas involucrados y el número de posibles expresiones diferentes o caracteres.

Por ejemplo, parece que el grupo sanguíneo depende de un único cromosoma mientras que la esquizofrenia dependerá de varios, quizás seis o siete, aunque resulte difícil de saber con solo estos datos. También para el caso de la esquizofrenia la heredabilidad de padres a hijos será muy baja a pesar de tener una concordancia genética del 69%.

No se presenta la concordancia de la inteligencia porque cambia con los diferentes estudios. Aunque por los datos medios yo diría que se encuentra principalmente en un cromosoma.

4.c.2. Características de las habilidades intelectuales 

Otro problema, como hemos visto, es la propia definición de inteligencia. Sin embargo no es tan grave como aparenta, que la inteligencia pueda estar formada por diversas facultades elementales más o menos independientes no significa que no puedan ser hereditarias. Es más, si resulta que un grupo de ellas tiene este carácter, seguramente lo tendrán todas.

Por otra parte, la falta de una definición inteligencia aceptada con generalidad supone un serio inconveniente puesto que realmente considero que hay muchas formas de abordar este concepto. Aun así, una forma de evitar esta discusión bizantina es la de invertir el concepto para que se ajuste los fines generales del estudio:

-Se referirá a la inteligencia como el conjunto de las facultades que miden los comúnmente denominados test de inteligencia-

4.c.3. Variable continua 

La inteligencia es una variable de naturaleza continua, lo cual, dificulta el análisis cuantitativo de su heredabilidad.

Normalmente, los estudios realizados sobre variables continuas se basan en el tratamiento de las mismas como suma de variables discretas más elementales. Hay que tener en cuenta, que en general, el cambio de variables continuas no es fácilmente compatible con la idea de cambio por mutaciones aleatorias.

La inteligencia se puede entender como suma de funciones relacionales como arriba / abajo, mayor / menor, general / particular, etc. Si bien la aparición de una nueva relación podría entenderse por causas aleatorias, la mejora o mayor precisión de una relación existente puede resultar incomprensible que se pueda producir de forma similar.

4.c.4. Pruebas de inteligencia 

En la medición de estas capacidades con test de inteligencia nos encontramos con un gran problema derivado del hecho de que la expresión de las mismas está muy influenciada por el momento en que se realizan.

El cansancio, el estado de humor y otros múltiples factores pueden afectar significativamente su expresión de un día a otro o entre el comienzo y el final de un mismo día.

El segundo gran problema es que cada medición concreta utiliza un test de inteligencia específico y particular y que los resultados pueden variar en gran medida en función de si el individuo ha realizado un test de inteligencia similar en el pasado o por la mayor o menor simpatía o afinidad cultural con el mismo, aunque si están bien diseñados este aspecto debería ser bastante reducido.

En los datos utilizados del estudio longitudinal para el análisis estadístico incluido en el anexo, las correlaciones entre las diferentes mediciones de cada hijo son muy bajas. El máximo es 33% a pesar de ser mediciones sobre las mismas personas.

Una conclusión sencilla sería el pensar que estas capacidades no son estables a lo largo de la vida y que se encuentran muy influenciadas por el medio ambiente. Sin embargo, algunos expertos opinan que existe una gran estabilidad de las capacidades a lo largo de la vida, especialmente a partir de los 6 años.

Por su parte, el lenguaje, como expresión del inconsciente colectivo, claramente opina que la inteligencia es una cualidad fija puesto que utiliza el verbo ser y no el verbo estar en expresiones como "Esa persona es muy inteligente".

 

 
 
 
© 2002 Todos los derechos reservados

María José T. Molina

Teoría Cognitiva Global

INTELIGENCIA, INTUICIÓN Y CREATIVIDAD