Molwickpedia online
 

María José T. Molina

Teoría Cognitiva Global

INTELIGENCIA, INTUICIÓN Y CREATIVIDAD

Herencia genética e inteligencia

La genética mendeliana y la verificación de la información genética explican la herencia genética de la inteligencia. La existencia de niños superdotados en inteligencia.

4. Herencia genética e inteligencia

La medida de la base genética de la inteligencia relacional ha sido y sigue siendo un tema de debate intenso por las consecuencias que se derivan de una u otra postura.

Como ya he comentado antes, el Estudio EDI - Evolución y Diseño de la Inteligencia se presenta un análisis estadístico de genética mendeliana mejorada que demuestra, a mi juicio, tanto el carácter hereditario de la inteligencia en sentido estricto y, por lo tanto, de la inteligencia relacional en general, como de gran parte de la propia TGECV- Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida.

ADN
(Imagen de dominio público)  ADN

Aunque la estadística sea una ciencia famosa por su vulnerabilidad a la manipulación, también es cierto que este argumento se utiliza a menudo cuando no se quieren reconocer los hechos, por muy claros que éstos sean.

Veamos brevemente algunos de los puntos a favor de la naturaleza genética de la inteligencia y los puntos en contra, dificultades o elementos que permiten la coexistencia de posiciones tan dispares.

4.a) Genética humana 

4.a.1. Niños superdotados 

La mera existencia de niños superdotados nos indica fuera de toda duda razonable la herencia genética de la inteligencia y que nos encontramos ante un tema con profundas, si no únicas, raíces genéticas.

El otro gran argumento que avala la herencia genética de la inteligencia humana es el que no se ha podido aislar ninguna causa concreta de medio ambiente que afecte a la inteligencia por sí sola. Es harto conocido el tema de la existencia de muchos hermanos con similares condiciones medio ambientales y distinto nivel de inteligencia.

Por otra parte, no solo existen niños superdotados en inteligencia sino en muchas otras capacidades tanto intelectuales como físicas o artísticas, lo que añade más argumentos al carácter hereditario de dichas habilidades.

4.a.2. Genética mendeliana y el método VIG 

Si las precisiones conceptuales efectuadas sobre la inteligencia y la intuición en cuanto a la diferente forma de obtener las respuestas requeridas al sistema son aceptadas, indirectamente estaríamos aceptando la base genética de la inteligencia.

El método de verificación de la información genética se efectúa, en este caso, en un momento posterior a la transmisión genética e incluso posterior al desarrollo inicial del nuevo ser. No obstante, prefiero conservar el adjetivo relativo a la genética en la denominación de este método para indicar que la estructura operativa viene determinada por los genes.

La base teórica del modelo estadístico citado anteriormente es la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida, en el libro de la TGECV se presenta en detalle una explicación gráfica de la herencia de la inteligencia con genética mendeliana y operatividad o no del método de verificación de la información genética.

INGENIERÍA GENÉTICA APLICADA A LA INTELIGENCIA - I

Un tema siempre presente al estudiar en profundidad la herencia genética de la inteligencia es la posibilidad de mejora de la misma y la forma de llevar a cabo dicha mejora.

Normalmente se entiende que si la inteligencia es una característica genética, además de representar una desigualdad inicial de los seres humanos, no se podría mejorar; lo cual no es muy agradable para la mayoría de las personas y lleva a no aceptar la herencia genética de la inteligencia mientras no se demuestre con certeza absoluta, algo imposible incluso en materias tan asépticas como la Física.

Sin embargo, en un futuro próximo se puede pensar en la mejora de la capacidad intelectual, aunque tenga naturaleza hereditaria, si la ingeniería genética alcanza un grado de desarrollo tecnológico suficiente. Todavía estamos lejos de esta posibilidad, pero quizás no tan lejos como se podría pensar en principio; a continuación se exponen algunas reflexiones sobre la posible aplicación de la ingeniería genética a la mejora de la inteligencia.

El Estudio EDI - Evolución y Diseño de la Inteligencia demuestra, a mi juicio, no solo la heredabilidad de las funciones de relación que componen la inteligencia sino también que deben estar concentradas en un único cromosoma.

Suponiendo que las conclusiones de dicho estudio sean correctas, el problema de la mejora de la inteligencia heredada se limitaría a la mejora del cromosoma implicado, en principio podría ser el cromosoma sexual, tanto el Y como el X, pero ahora no vamos a argumentar este aspecto, pues daría igual si fuese otro el cromosoma de la inteligencia, con identificarlo sería suficiente para poder empezar a pensar en utilizar la ingeniería genética.

Una película que trata el tema general de la elección de cualidades de los descendientes con una gran ternura y respeto a la libertad individual, en cuanto a utilizar la ingeniería genética o no, es Gattaca. Curiosamente la película Gattaca se centra especialmente en la característica de la inteligencia genética, si bien no entra en ningún momento en detalles técnicos

Obviamente el problema de la alteración de cualidades hereditarias es la pérdida de identidad o línea evolutiva del hijo respecto de los padres. En consecuencia, parece extraño incluso el plantearse determinados cambios debido a las implicaciones morales. No obstante, como en Gattaca, si se respeta por un lado la libertad de elección de los padres y, por otro, las características que no se desean cambiar mantienen su evolución normal, no habría en principio ninguna objeción moral a la posibilidad de la aplicación de la técnica de la ingeniería genética para mejorar la inteligencia, al igual que ya se está utilizando para evitar enfermedades congénitas.

Antes se ha dicho que la inteligencia se concentra en un cromosoma y si reflexionamos sobre el sentido o razón de existencia de los cromosomas nos daremos cuenta de que en alguna medida deben representar unidades independientes de código genético; es decir, un nuevo ser se puede formar a partir de código genético con cromosomas de distintas personas. Es lo que hace la naturaleza, y funciona bien, luego no existe incompatibilidad funcional entre el desarrollo genético que implican los distintos cromosomas o, al menos, es mucho menor.

En consecuencia, si la ingeniería genética permitiese cambiar un cromosoma entero en la fecundación artificial, nos podríamos encontrar con un nuevo ser con todas las características de los progenitores menos las derivadas de la inteligencia y de todas aquellas características que se encuentren en el mismo cromosoma.

No se trata de forzar o inventar nada extraño sobre la herencia genética; lo que se plantea es la posibilidad de una aplicación de la ingeniería genética en el futuro más o menos próximo (50 años) siempre y cuando fuesen correctas las conclusiones del Estudio EDI, no existiesen problemas colaterales, se respeten las características personales de la evolución natural y, por supuesto, la libertad individual de las personas a elegir con las garantías necesarias.

INGENIERÍA GENÉTICA APLICADA A LA INTELIGENCIA - II

De todas formas, para conseguir mejoras en la inteligencia con métodos de ingeniería genética no es necesario esperar tanto tiempo si son correctas las conclusiones del Estudio EDI en relación a la herencia genética de la inteligencia, la actualización del cromosoma X y de que el cromosoma sexual es el portador de la información genética asociada a la inteligencia.

Dichas conclusiones se pueden confirmar más allá de toda duda razonable con el sencillo Experimento de Darwinotro de genética cuantitativa.

En la página sobre Evolución de la inteligencia del libro de la Teoría General de la Evolución Condicionada de la Vida se presenta el nuevo experimento de Darwinotro, todavía sin realizar, para confirmar los resultados del Estudio EDI con una metodología muy simple y, en caso de no ser los cromosomas sexuales X e Y, determinar el verdadero cromosoma responsable de la evolución de la inteligencia.

El diagnóstico genético preimplantacional ya se utiliza con éxito en la eliminación de la herencia genética de ciertas enfermedades. Por supuesto, un tema diferente es el coste de dicho procedimiento y los efectos colaterales que existen en la actualidad, como los partos múltiples.

Quisiera señalar que algunos trastornos graves de la inteligencia están asociados a la herencia genética de determinadas enfermedades y, al mismo tiempo, la dificultad de distinguir entre enfermedades y características especiales de las personas.

Por lo tanto, hay que repetir que cualquier acción en este terreno debe respetar la libertad individual de las personas a elegir con las garantías necesarias y una adecuada información, dentro de la libertad social manifestada a través de la decisión política de permitir o no su implementación práctica.

Finalmente, señalar la importancia de estos avances científicos sobre la herencia de la inteligencia genética y la consiguiente responsabilidad de personas individuales y de organizaciones públicas y privadas en favorecer o determinar directamente la corrección o no de las presentes propuestas.

En todo momento se ha de separar el análisis científico del ético, pues ya contamos con bastantes ejemplos históricos de intentos de negar la evidencia científica por motivos éticos o morales y lo único que consiguieron fue un retraso innecesario en el desarrollo científico y técnico de la actual civilización.

¡El caso más cercano sería el de las propias leyes de Mendel!

 

© 2002 Todos los derechos reservados